NOS GUSTARÍA SALUDARTE

Hace tiempo que creamos esta página con el fin de compartir algo de lo que el ministerio de Iglesia El Gólgotha lleva a cabo.

Con las circunstancias que hoy vivimos estamos tratando de usar en mayor medida estos medios de difusión digitales. Todo lo que compartimos además de los proyectos de música infantiles hechos anteriormente son con el fin de de que puedan ser de bendición al llegar a las personas que den con este material. Aunque no somos creadores de contenidos sino que compartimos de las ministraciones de la propia iglesia.

Recibimos visitas diarias a esta página de diferentes lugares del mundo y nos gustaría saludarte, saber si te ha sido útil algo de lo que compartimos en este medio. No hay otro fin que el de ser bendición a nuestros hermanos en la fe. Nos servirá mucho el que nos comentes para poder prestar atención o enfocarnos en lo que realmente sirve y poder mejorar sin pretender hacer algo profesional.

¡Dios te bendiga y te guarde!

DEJA TUS COMENTARIOS O ESCRÍBENOS A: [email protected]

PÁGINA DE FACEBOOK: Iglesia El Gólgotha | Facebook

Enrique y Blanca Moore

Iglesia el Gólgotha

La soberanía de Dios en su Palabra

¿POR QUÉ DIOS NOS DEJÓ LA ESCRITURA?

4 Y les mandarás que digan a sus señores: Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Así habéis de decir a vuestros señores:

5 Yo hice la tierra, el hombre y las bestias que están sobre la faz de la tierra, con mi gran poder y con mi brazo extendido, y la di a quien yo quise.

6 Y ahora yo he puesto todas estas tierras en mano de Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y aun las bestias del campo le he dado para que le sirvan.

7 Y todas las naciones le servirán a él, a su hijo, y al hijo de su hijo, hasta que venga también el tiempo de su misma tierra, y la reduzcan a servidumbre muchas naciones y grandes reyes.

8 Y a la nación y al reino que no sirviere a Nabucodonosor rey de Babilonia, y que no pusiere su cuello debajo del yugo del rey de Babilonia, castigaré a tal nación con espada y con hambre y con pestilencia, dice Jehová, hasta que la acabe yo por su mano.

9 Y vosotros no prestéis oído a vuestros profetas, ni a vuestros adivinos, ni a vuestros soñadores, ni a vuestros agoreros, ni a vuestros encantadores, que os hablan diciendo: No serviréis al rey de Babilonia.

Jeremías 27

HACE FALTA ENTENDIMIENTO DE LA ESCRITURA.

Dicen creer en Dios, pero no le reconocen como El Soberano. Aún diciendo conocer la palabra de Dios, no la entienden. Por eso Dios a través del profeta Oseas les dijo: «El pueblo sin entendimiento caerá».

Solo un síntoma de la falta de comunión con nuestro Dios es pensar que Dios no está en los asuntos terrenales y por eso el impulso a hacer cosas como si Dios no tuviera una determinación del asunto. El pueblo de Dios entendido hará todo lo que nuestro Dios disponga sin contrariar lo que él ha determinado. Para eso nos dejó Dios toda la historia de su pueblo Israel.

1 Corintios 10:11 Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.

Dios nos bendiga y nos guarde

LA TORRE DE BABEL Y LA TECNOLOGÍA

Hace tiempo que tengo un argumento sobre la verdad bíblica de la creación que llamo de manera intencional «LA CREACIÓN DEL HOMBRE», intencionalmente por su ambivalencia. Argumento que considero muy contundente apologéticamente hablando y del cual hoy solo hago referencia a lo creado por el hombre.

He seguido el desarrollo tecnológico y científico desde que tengo uso de razón y aunque todo lo que vemos hoy es en base al conocimiento acumulado a lo largo de los siglos. Durante el siglo XX y hasta el día de hoy hemos visto un crecimiento exponencial del conocimiento científico y del de su brazo utilitario: LA TECNOLOGÍA. Un ejemplo de este crecimiento es la famosa ley de Moore (homónimo mío).

La tecnología computacional está llegando a niveles por demás increíbles. Hay dos tecnologías que observo desde hace tiempo además de la electrónica que ha sido parte de mi formación académica: La Computación Cuántica y la Inteligencia Artificial (IA). Creo que al momento de converger estas dos tecnologías habrá, (de llegar ahí) un parteaguas que bien podría relegar a juego de niños lo que conocemos hoy. Los desarrollos actuales en Inteligencia Artificial ya dejan pasmados a muchos y como usuario de los mismos sistemas lo puedo decir además de haber mucho material disponible de todos estos logros tecnológicos.

La noticia anexa me lleva a comprobar lo que hablo. Hablar de Elon Musk está muy de moda entre los jóvenes quienes lo ven como un visionario de la generación actual al igual que un Steve Jobs o un Bill Gates y otros mas, gente que con sus «Obras» han traído cambios profundos en nuestra sociedad. A ellos los veo como los oráculos de la religión moderna de la ciencia, en la que el hombre hoy basa su fe. El hombre de hoy espera todas las respuestas de la ciencia y al ver todos estos avances, los llega a ver como milagros que le hacen cada vez estar mas esperanzados de ella.

Una de las barreras que la tecnología ha ayudado a franquear es la del leguaje y la cultura. Hoy podemos comunicarnos instantáneamente con personas que hablan otros idiomas y la mentalidad a causa de la globalización podemos decir que es la misma. Me es inevitable pensar que estamos en el punto de Génesis 11:1 » TENÍA ENTONCES TODA LA TIERRA UNA SOLA LENGUA Y UNAS MISMAS PALABRAS», No había barrera de lenguaje y todos pensaban igual. En el verso seis Dios dijo: EL PUEBLO ES UNO Y TIENEN UNA SOLA LENGUA Y HAN COMENZADO LA OBRA Y NADA LES HARÁ DESISTIR DE LO QUE TIENEN EN SU PENSAMIENTO HACER.

En el caso nuestro «la torre» bien puede ser la tecnología que el hombre está edificando con la intención de llegar al cielo (el mismo pensamiento del querubín protector) y de hacerse de un nombre (una reputación y fama propia, no como la que Dios nos da a sus hijos) de tal modo de tener uno mismo el poder (el anhelo que siempre ha tenido el hombre y por eso vemos tanto cuento de superhéroes).

El reflexionar todo esto me lleva a al verso de Apocalipsis 13:5 que habla de «INFUNDIR ALIENTO A UNA IMAGEN». «Infundir Aliento» en la Biblia habla de «DAR VIDA» y sabemos que el único dador y sustentador de la vida es Dios.

¿Cómo es posible que un ser satánico pueda hacerlo?.

La mención del «aliento» que hace al hombre un «ser viviente» en Génesis 2:7 lo distingue de los animales que, aunque en Genesis 7 se refiere a todo ser vivo como poseedor de aliento de vida, la distinción del capítulo dos hace énfasis mas del hombre como «SER PENSANTE» (INTELIGENCIA).

Debemos tener en cuenta que Apocalipsis se refiere a hechos reales que han sucedido y que sucederán y que el hombre será plenamente consciente de todo eso. Lo menciono por el lenguaje figurado denominado «apocalíptico». No será como una película de godzilla o solo una alegoría de cosas espirituales (Cosas de los extremos de las diferentes hermenéuticas).

¿Podría «la Imagen» referirse a una computadora?

¿Podría ser que «infundir aliento» se refiera a la Inteligencia artificial con una manifestación de conciencia? dado que una imagen o cualquier tecnología actual es inerte.

¿Tendrá relación «una marca» con el concepto de «marca comercial que conocemos hoy?

La referencia numérica ¿se podría relacionar con la base numérica de los sistemas computacionales?

Las famosas redes neurales que hoy están en desarrollo con aplicaciones muy puntuales, están demostrando su sobrada potencia. Estas redes neurales se alimentan con información que de manera análoga al cerebro humano «aprende» al «ver» la información a la que es expuesta logrando «sinápsis» que hacen al sistema responder como «entrenado».

Aplicaciones que me consta: Procesamiento de imágenes. Impresionante lo que he visto.

Procesamiento de video y audio. Parece cosa del demonio, pero es tecnología humana.

He visto reportes de avances en diagnóstico médico y muchas aéreas más. Como conozco la tecnología convencional, y por lo tanto sus sus limitaciones, lo que se está haciendo con IA va mas allá de lo convencional.

Lo que veo que plantea Elon Musk en cuanto el riesgo ya lo han planteado algunos pensadores, pareciera que tiene en mente una Mátrix y creo que vislumbra la posibilidad en la IA de un ente pensante. Algunos tal vez puedan relacionar esto con el concepto de «Profecía autocumplida» (concepto con el que algunos han tratado de desacreditar la profecía bíblica) y que sociológicamente es observable.

Pero mas allá de todo esto y muy por encima del pensamiento humano está el pensamiento de Dios, está «LA VERDAD», Verdad que tenemos plasmada en las escrituras y sus profecías cumplidas literalmente y de lo que podemos testificar porque Dios nos ha dado la verdad en la persona de su hijo Jesucristo.

No me veo esperando que suceda esto, pero la verdad de la Palabra la tenemos que Proclamar. Sí veo un sentido de urgencia en cuanto a «Los tiempos» que todo esto nos señala y que nos toca vivir. Tenemos promesas de ser librados de lo que le depara a este mundo y la respuesta está en Predicar El Evangelio a toda criatura.

Escribo y comparto esto por si a alguno le fuera útil.

¡DIOS NOS BENDIGA Y NOS GUARDE!

Enrique Moore.

ORACIÓN Y OBEDIENCIA

En la biblia tenemos el relato de cuando el Rey Ezequías «cayó enfermo de muerte» (2 Reyes 20:1). Recibió un aviso por medio del profeta Isaías para que se preparara porque iba a morir. Su reacción fue ORAR A DIOS apelando a su caminar íntegro y justo delante de Él.
Esa oración fue eficaz (Santiago 5:16). Recibió 15 años mas de vida de parte de Dios, pero le fue dada «instrucción» de aplicar una «masa de higos» que para muchos representa medicamento.

Así debemos actuar en nuestra confianza en Dios: Ante el peligro inminente, nuestra oración es fundamental. Romanos 5:1 nos recuerda la justificación nuestra por medio de la fe en Cristo. Nuestra oración es eficaz en Cristo Jesús. Ademas es necesario seguir las instrucciones. Así mostramos que dependemos de Dios, siguiendo y obedeciendo «SUS INSTRUCCIONES»

Después de que el pueblo de Israel cruzó el mar rojo fueron probados por Dios en Mara (Éxodo 15:26) y les dijo:
«Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos NINGUNA ENFERMEDAD de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque YO SOY JEHOVÁ TU SANADOR.»
Aquí Dios les da la clave para preservar su salud: «OIR SU PALABRA Y OBEDECERLA».

Dios le dio al pueblo de Israel en su Ley, mandamientos que ellos debían obedecer, sin saber que al hacerlo ellos estaban siendo librados del contagio de enfermedades infecciosas. En Levítico 11 vemos que cuando alguien tenía contacto con el cuerpo de algún animal muerto además del deber de lavarse ese día, la persona se declaraba inmunda y no podía ser tocado. No solo las personas, sino las cosas mismas que fuesen tocadas por «algo del muerto» serían inmundas (11:32). La carne de los animales muertos por fieras no se les permitía para consumo (Lev 7:24)
Cuando una persona moría en tienda, aquellos que entraran o estuviesen en ella se declaraba inmundos por siete dias.
En los capítulos 13 y 14 están las leyes acerca de los leprosos. Los enfermos de lepra no podían estar en el campamento e instruye en el caso de los que eran limpios de la enfermedad un procedimiento de purificación para ser declarados limpios.
El capítulo 15 trata de los flujos del varón y de la mujer y muchos ejemplos mas que podemos encontrar en la ley con instrucciones de purificación que guardaban la salud de los israelitas.

Dios no les dio el conocimiento de los microorganismos causantes de enfermedades (conocimiento que el hombre tuvo hasta el siglo XIX ). Solo les dio «INSTRUCCIONES Y MANDAMIENTOS PARA OBEDECER» que les preservarían la vida.
Ezequiel 20:11 «les di mis estatutos, y les hice conocer mis decretos, por los cuales EL HOMBRE QUE LOS CUMPLIERE VIVIRÁ»
Si la Ley del antiguo pacto la aplicáramos nosotros al pie de la letra, creo que ni una gripita(catarro) nos llegaría y aún nos preservaría de cosas que la ciencia no ha descubierto al día de hoy.

Estamos conscientes que la dinámica que hoy vivimos en los conglomerados urbanos lo complican en gran medida: Eventos, Trabajos, Escuelas, Transportes. Aún así, Dios nos guarda. La oración es nuestra comunión con Él. Jesús nos dice que si lo amamos, guardemos sus mandamientos.

Tomemos el ejemplo del Rey Ezequías por el cual recibió su sanidad:
ORÓ Y OBEDECIÓ

Hijo mío, está atento a mis palabras;
Inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos;
Guárdalas en medio de tu corazón;
Porque son vida a los que las hallan,
Y medicina a todo su cuerpo.
Proverbios 4:20-22

¡DIOS TE BENDIGA Y TE GUARDE!